el-camino

El camino

El camino, bueno pues aquí estamos enfrentándonos al agónico precipicio del papel en blanco.

Hay que tener blog. Sino tienes blog no eres nadie, ni siquiera google te hace caso. Uf como es esto del mundo social/empresarial de internet.

Una quiere ver el camino… avanzar, construir algo que te lleve a la autosuficiencia económica, ¡Como no!. Te montas tus objetivos, con unos valores, economía social, respeto al medio ambiente, creación de puestos de trabajo, vamos, que acabo viéndome dirigiendo   toda una empresa.

Pero abro los ojos y alrededor veo metros y metros de tierra con un manto herbáceo natural que  ya ya, ¿Donde esta mi empresa? Y me digo, pues aquí está,  es que este  es el primer paso hacia ella. Y eso da confianza  y algunas ganas más de quitar hierba.

Que podemos fallar pues si, pero si ese fuera el final, seguro que en ese camino oteare otro horizonte que quizás sea el que debe ser. O tal vez resulte, que tener un objetivo es tener el camino que recorrer, que muchos no recorrerán, ni  vivirán por miedos, temor al fracaso,  por el que dirán etc. Yo no me lo quiero perder.

Todos tenemos una frase, la mía es que hay muchas formas  de clasificar a las personas, a mí me gusta por esta: las que dicen y las que hacen lo que dicen. Yo me considero de la segunda, ni soy mejor ni peor que nadie. La verdad es que es cuestión de supervivencia, si haces lo que dices, en ese trayecto te sientes viva, haces cosas según tu conciencia, y es una sensación maravillosa. Como soy también de las que piensa que si das, recoges… pues en fin, al menos duermo muy tranquila.

Conocéis la pirámide de Maslow, esta muy bien, uno lo entiende perfectamente, no podemos pensar en tener, por ejemplo reconocimiento social, si no se tiene un colchón donde dormir.

Este puedes ser el camino.

Esta sociedad debería proporcionar ese primer escalón, para que todo ser humano tuviera un colchón donde dormir y partiendo de esa base de dignidad, ese ser humano, será comprometido y respetuoso en valores, y  se esforzará en devolver a la sociedad lo que el ha recibido,  a través de su trabajo,  esfuerzo e inteligencia.

 

el-camino (1)

Tengo que decir que yo tengo un colchón donde dormir, no es el último modelo de tecnología del descanso e incluso ya le tocaría ir cambiándolo, pero lo tengo y eso me permite centrarme en mi proyecto, entre otras cosas además es que es mi objetivo laboral.

En nuestra idea de negocios tendremos un objetivo, la producción de tal cosa, la venta de tal otra. Si esta surge a partir de algo que nos gusta, de una afición,  de una  habilidad natural, algo que nos llena, llegaremos disfrutando a ese puente hacia nuestro desarrollo profesional y económico.

Podría ser de otra forma, llegar a una idea de proyecto por casualidades de la vida y que funcione. Ya tuve una experiencia así. Uff que pasote.

Llegue a mi actual idea de negocio por descubrimiento. De una situación personal no muy tranquilita, fui tomando decisiones, influenciadas por mi responsabilidad y amor hacia mis hijos y mi pareja.  Y… aquí estamos, en esta apasionante, que no por ello a veces agotadora, aventura.

En uno de esos cursos de emprendimiento que se suele hacer en el momento que te quieres preparar para un proyecto, un técnico comentaba que si queremos saber si una  idea llegará a ser un éxito, se debe seguir ciertos protocolos y procedimientos sobre  la idea, pero… que aun así el éxito no está garantizado al 100 %, y en ese momento  yo le pregunte: ¿Entonces que hay que hacer para que nuestra idea funcione? el se quedo muy pensativo y al fin dijo: TRABAJAR  TRABAJAR Y TRABAJAR.

Pues nada a quitar hiervas.

Si el dueño de ZARA  se hubiera cansado de hacer batas de señora de estar por casa… pues… no habría recorrido el camino  ¿No?

Me parece que me estoy alargando, espero que esta primera entrada le guste a google. Y a vosotros nuestra web  http://www.uliavera.es/